Cursos presenciales de Marketing Digital

La educación presencial

Además de elegir un programa educativo, los estudiantes tienen que elegir cómo quieren tomar las clases, ya sea elegir educación presencial o en línea.
La continua evolución de la tecnología permite a muchas personas utilizar Internet para tomar clases en lugar de asistir a un aula tradicional. El aprendizaje tradicional puede ser la mejor opción para ciertos tipos de estudiantes, del mismo modo que a otros les conviene elegir un aprendizaje a distancia.
Vamos a repasar algunas de las distintas ventajas e inconvenientes que tiene la educación a presencial.

Ventajas

Más interacción

El ambiente en clase ofrece a los estudiantes la oportunidad de tener interacciones cara a cara con sus otros compañeros o profesores. Éste es un beneficio social adicional así como una ayuda educativa debido a que los estudiantes ven a los mismos compañeros de clase cada vez que asisten, tienen la oportunidad de formar una red profesional y de amistades que le será muy beneficioso en el futuro.
Si los estudiantes no entienden algo pueden directamente ir al profesor para obtener una respuesta o aclaración cosas que en la educación a distancia requiere más tiempo y no es tan directo.

Sin curva de aprendizaje

El aprendizaje presencial es más familiar para todos los estudiantes, es un tipo de educación que conocen y por tanto puede ser más cómodo a la hora de aprender en el aula, ya que no necesitan “aprender” a utilizar los recursos disponibles en este tipo de formación.
Los estudiantes tiene la posibilidad de aprender de forma organizada y práctica además de poder asistir a conferencias de otros alumnos o actividades que no se pueden realizar a distancia.

Inconvenientes

Atado a un horario

La educación presencial requiere asistir a las clases en un horario y lugar determinado que no están sujetos normalmente a cambios.
El estudiante debe configurar su horario teniendo en cuenta a la escuela y no al revés. Si te surge un problema o una emergencia o un plan inesperado el estudiante no puede modificar el horario ya establecido por el centro, tendrá que ajustar sus hábitos al los horarios establecidos. Si el estudiante además trabaja puede ser un problema el compaginar los horarios que ofrece la escuela con sus horarios laborales.

Desplazamientos

Otra de las desventajas es que el alumno ha de asistir físicamente al lugar donde se imparten los cursos, además hay que tener en cuenta, que normalmente la asistencia es obligatoria y suelen tener muy poco margen para faltar a clase. Si por ejemplo en tu trabajo debes viajar habitualmente posiblemente la educación presencial no sea para ti ya que no vas a poder asistir a la mayoría de las clases y por tanto perderás dinero y tiempo.

Conclusiones

Como conclusión diremos que cada alumno tiene que tener muy en cuenta su situación personal para elegir cómo quiere formarse, ya sea presencial o a distancia.
En este caso la forma presencial puede ir enfocada principalmente para alumnos que todavía no estén completamente integrados en el mercado laboral y por dentro tengan más tiempo para acceder a las clases.